foto-Salud-01.png
Tamaño letra:

Virus del Ébola es más letal que nunca

La tasa de mortalidad por el virus del Ébola en África Occidental puede ser mucho más alta de lo que se pensaba y más de dos tercios de las víctimas fallecen, advierten investigadores.

Las cifras oficiales de víctimas han señalado que casi 50% de los infectados no logran sobrevivir, pero el último estudio señala que la cifra puede llegar hasta 71%.

Como están las cosas, las cifras de los infectados por el virus del Ébola continuarán ascendiendo en forma exponencial, dicen expertos de la Organización Mundial de la Salud (WHO) y el Imperial College, London, UK. Más de 20.000 personas podrían estar infectadas a principios de noviembre.

El Dr. Christopher Dye, de la Organización Mundial de la Salud, ha analizado las cifras desde el inicio del brote epidémico que puede rastrearse a diciembre de 2013, aunque no se notificó a la Organización Mundial de la Salud sino hasta marzo de este año.

En total se han notificado 4507 casos a la Organización Mundial de la Salud.

El nuevo informe muestra que no hay diferencia significativa entre los diferentes países en cuanto al número total de casos de hombres y mujeres. El Dr. Dye dice: «Puede haber diferencias entre algunas poblaciones, pero al analizar todos los datos combinados, vimos que realmente casi se divide en 50% y 50%».

Por lo que respecta a los fallecimientos, explica que la situación se complica por la «información incompleta sobre los resultados clínicos de muchos casos, tanto detectados como no detectados».

Sin embargo, parece que hacia el 14 de septiembre 71% de los pacientes pueden haber fallecido.

Esta tasa de mortalidad fue uniforme en Guinea, Liberia y Sierra Leona. Fue más baja en pacientes tratados en el hospital.

Los detalles completos se comunicaron el 23 de septiembre en New England Journal of Medicine.

«Inferimos que la presente epidemia es excepcionalmente extensa, no principalmente por las características biológicas del virus, sino en parte por los atributos de las poblaciones afectadas, el estado de los sistemas de salud y debido a que los esfuerzos de control han sido insuficientes para detener la propagación de la infección», concluye el Dr. Dye.

La investigadora posdoctoral profesora Christl Donnelly, de Imperial College, London, UK, dijo: «La extensa población entremezclada ha facilitado la propagación de la infección, pero no era inevitable un brote extenso. En Nigeria, por ejemplo, donde los sistemas de salud son más sólidos, el número de casos hasta ahora ha sido limitado, pese a la introducción de la infección en las grandes ciudades de Lagos y Puerto Harcourt».

«Inferimos que la presente epidemia es excepcionalmente extensa, no principalmente por las características biológicas del virus, sino en parte por los atributos de las poblaciones afectadas, el estado de los sistemas de salud y debido a que los esfuerzos de control han sido insuficientes para detener la propagación de la infección», concluye el Dr. Dye.

La investigadora posdoctoral profesora Christl Donnelly, de Imperial College, London, UK, dijo: «La extensa población entremezclada ha facilitado la propagación de la infección, pero no era inevitable un brote extenso. En Nigeria, por ejemplo, donde los sistemas de salud son más sólidos, el número de casos hasta ahora ha sido limitado, pese a la introducción de la infección en las grandes ciudades de Lagos y Puerto Harcourt».