foto-Salud-04.png
Tamaño letra:

La Diabetes Mellitus

El día 14 de noviembre se celebra el día mundial de la Diabetes Mellitus.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad que la padecen un gran número de personas a nivel mundial, se estima que aproximadamente un 8.3 % de la población la padece y de ellas el 80% vive en países en desarrollo con niveles de ingresos de medios a bajos, y se presenta en su mayoría en personas en edades productivas, se estima que para el año 2030 una de cada 10 personas la va a padecer, y es una enfermedad que causa enormes gastos en todos los países en materia de salud, destinados al control y tratamiento de la enfermedad y de sus complicaciones.

La Diabetes es una enfermedad crónica en la que el cuerpo por sí solo no puede regular la cantidad de glucosa en la sangre, y la causa de esta enfermedad se debe a que el cuerpo no produce la cantidad adecuada de insulina, que es quien se ocupa de movilizar la glucosa y llevarla a las células, que las células no pueden utilizar la glucosa que les llega o ambas razones; lo que significa que los niveles en sangre permanecen altos.

Para entender la Diabetes debemos saber que todas las células del cuerpo sin excepción ocupan la glucosa como la fuente de energía para que cada una pueda realizar su función específica, ahora bien, producto de la ingesta de alimentos se produce una degradación bioquímica en el organismo y en el hígado se produce glucosa como producto final y es enviado a la sangre para ser transportada a los tejidos para brindar la energía y para ser almacenada en otros tejidos, el problema es que al no haber insulina, una hormona que se produce en el páncreas y que es la encargada entre otras cosas de realizar este trasporte y servir de entrada para la glucosa a las células, entonces el nivel de glucosa no utilizado aumenta en sangre, y las células no tienen como obtener la energía, los niveles elevados de glucosa en sangre comienzan a producir daño a nivel de los vasos sanguíneos y esto aumenta el daño a nivel de órganos y tejidos que de por sí estaban afectados por la debilidad y el mal funcionamiento celular a falta de la materia prima que le proporciona energía.

La Diabetes se clasifica como DM tipo uno (DM I) la que puede presentarse en personas a cualquier edad de predominio a edades tempranas y en estos no se produce insulina se puede presentar tanto en hombres como en mujeres y no se conoce la etiología o causa del inicio de la enfermedad.

La Diabetes tipo dos (DM II) es la más común y se presenta igualmente tanto en hombres como en mujeres principalmente en adultos, sin embargo en los últimos años se ha venido diagnosticando más casos en niños y personas jóvenes asociado a patrones de vida con sedentarismo, tipo de alimentación y obesidad, además que si existe una mayor predisposición a padecerla cuando hay familiares con la enfermedad.

Existen otras condiciones en donde hay hiperglucemias como es el caso de la llamada Diabetes Gestacional que puede ocurrir en cualquier momento del embarazo en una mujer y que en alto porcentaje puede volverse a manifestar en edades posteriores, otra situación en donde se manifiestan niveles elevados de glucosa es cuando hay una enfermedad primaria de páncreas que es donde se produce la insulina y me lleva a un mal funcionamiento del órgano y esto a la producción deficiente de insulina.

Los síntomas son variados y en la DM I por la severidad del problema o la causa primaria de la enfermedad los síntomas se presentan en periodos más cortos y puede que hasta ya existan complicaciones serias. En la DM II puede que en sus inicios pase inadvertida aun con niveles elevados de glucosa en sangre y no es sino hasta que se realiza un examen de rutina o que ya los síntomas sean muy marcados, que se puede enterar que padece la enfermedad; dentro de los más frecuentes están la visión borrosa, sed excesiva, cansancio o fatiga progresiva, aumento en la frecuencia de la micción (frecuencia al orinar), aumento del apetito y pérdida de peso.

Las complicaciones de la diabetes pueden ser muy variadas y se pueden presentar algunas tempranamente o aparecer en etapas tardías del curso de la enfermedad, todo va a depender de cada persona y del control que tenga de su padecimiento, ayudado de ejercicio, de buena alimentación y control de otros padecimientos que puedan agravar la enfermedad.

Como en la DM puede haber daño micro-vascular se puede presentar daño en órganos importantes, daño renal, retinopatía (daño en los ojos), daño cerebral, problemas a tejido nervioso o puede presentar por daño macro-vascular problemas de grandes vasos y esto nos lleva a falla cardíaca, problemas musculo-esqueléticos, con daño tanto a músculos huesos y articulaciones.

La mayor parte de las complicaciones de la DM son irreversibles y con secuelas incapacitantes lo cual representa un coste económico muy importante para todos los sistemas de salud por lo tanto son cargas económicas para todos y es por eso que debemos ser responsables por tratar en alguna medida de mitigar el impacto en nuestra economía y en nuestros núcleos familiares.