foto-Salud-05.png
Tamaño letra:

Día del Corazón: sigue estos consejos para mantenerlo sano

Una alimentación saludable y la práctica constante de ejercicios te ayudarán a cuidar la salud de tu corazón.

La Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud celebran el 29 de setiembre el Día Mundial del Corazón.

El corazón es uno de los motores del cuerpo humano, pero también uno de los órganos más delicados, de allí que los infartos y otras afectaciones cardiovasculares lideren la lista de causas de muerte en el mundo al año.

El infarto sucede cuando la placa de colesterol, acumulada en la arteria, se fisura y junto con otras sustancias de la sangre generan un coágulo. Ese coágulo tapa la arteria e impide que la sangre llegue a una parte del corazón e incluso puede viajar hacia otras arterias, donde también puede obstruir el paso de la sangre y generar la muerte del músculo cardiaco.

Cabe mencionar que especialistas han encontrado una relación entre la ateroesclerosis, que es la acumulación de colesterol en las arterias y que puede iniciar desde antes de los 20 años

Ante ello, especialistas recomiendan modificar los factores de riesgo para sufrir un infarto, como el tabaquismo, el sedentarismo, la dieta rica en grasas y azúcares.

Estos elementos, junto con la edad, el sexo, la hipertensión, la obesidad y la diabetes, incrementan las posibilidades de sufrir un infarto.

Al ser el motor principal de nuestro cuerpo, el corazón necesita un cuidado especial que podemos darle siguiendo estos consejos:

Realiza ejercicios: Es recomendable que se realicen 30 minutos diarios de ejercicios para brindarle una buena salud a nuestro corazón. Mantenerte activa reduce el riesgo de desarrollar enfermedades.

Consume frutas y verduras: Vegetales como la zanahoria, espinacas, duraznos o fresas son ricos en micronutrientes y antioxidantes que contribuyen a la salud del corazón. Además, una buena dieta acompaña de ejercicio mejorará tu circulación.

No fumes: El riesgo de sufrir un ataque al corazón tras pasar un año sin fumar, se reduce a la mitad. Evita también la exposición al humo del tabaco, ya que tiene los mismos efectos nocivos que si fumaras.

Incluye el pescado en tu dieta: El pescado contiene una buena cantidad de fibra que reduce los niveles de colesterol malo. El salmón, el atún o las sardinas son ricos en ácidos grasos asociados con un menor riesgo de enfermedades al corazón.

Consume poca sal: Si buscas tener una presión arterial saludable, deberás controlar tu ingesta de sal. Empieza a disminuir su cantidad en la preparación de tus comidas para que la cantidad ingerida se reduzca paulatinamente.

Controla tu peso: La obesidad puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades al corazón. Lo mejor para combatirla es tener una alimentación balanceada y no olvidar el ejercicio, el cual reduce los niveles de grasa y oxigena el organismo.