Banner-Salud-03.png
Tamaño letra:

Aporta las calorías que el cuerpo necesita para iniciar el día.

Colabora a disminuir la ansiedad y el apetito.

Quienes no desayunan tienen un mayor riesgo de sufrir de diabetes  mellitus y sobrepeso.

Un desayuno equilibrado aporta glucosa, el alimento del cerebro, por lo que mejora la memoria, la concentración y la creatividad.

La falta de desayuno, aumenta la fatiga, y el cansancio.

Mejora el balance de energía, y nutrientes.

Aumenta el rendimiento físico para quienes practican algún deporte.

El desayuno aumenta la glucosa (que está baja tras toda la noche de ayuno), lo que hace que el sistema nervioso funcione mejor, y esto se traduce en alegría y buen humor.

Desayunar ayuda a mantener el peso dentro de límites saludables en mayor medida que si se omite esta comida tan importante del día.

Permite comenzar el día practicando una dieta equilibrada, ya que con un buen desayuno se consigue:

  • Más carbohidratos que se transforman en glucosa, el "combustible" del organismo.
  • Más fibra, si en el desayuno incluyes cereales, frijoles, panes o galletas integrales, y fruta, esto ayuda a combatir el estreñimiento.
  • Más vitaminas y minerales, un desayuno variado y equilibrado es una fuente importante de numerosas vitaminas (b1, b2, b3, b5, b6, b12, ácido fólico, vitamina c, a, d y minerales como calcio, fósforo, hierro y magnesio.

Quienes no consumen el desayuno, probablemente a media mañana se experimente irritación o dolor de cabeza debido a la baja cantidad de nutrientes.

Ahora bien, es pertinente añadir que es tan mala la escasez como el abuso: aunque la glucosa (azúcar) es necesaria para que el cerebro funcione adecuadamente e inicie la jornada, su exceso genera aletargamiento.

Las siguientes ideas pueden colaborarle a desayunar de forma más balanceada:

OPCIÓN 1: Gallo pinto, huevo revuelto con espinaca y bebida.

OPCIÓN 2: Emparedado con pan integral, frijoles molidos, queso, tomate, cebolla y hongos, bebida.

OPCIÓN 3: Burrito de frijoles molidos con torta de huevo, olores  y queso, bebida y fruta.

Dra. Jenny González Murillo
Nutricionista
Departamento de Salud