Banner-Salud-02.png
Tamaño letra:

La leche materna es el alimento más importante para el bebé, sus características son totalmente insuperables e insustituibles.

 Tiene la capacidad de ajustarse a las necesidades nutricionales de los niños y niñas a medida que van creciendo. La leche materna es de fácilmente digestión para los bebés, favorece la producción de una adecuada flora intestinal, protegiéndolos de diarreas. Es la primera vacuna de nuestros hijos e hijas, tiene la capacidad de transportar anticuerpos de la madre al hijo, permitiendo disminuir padecimientos o enfermedades y por consiguiente menos visitas al doctor.

Es económica, accesible, fácil de almacenar.

Pasos necesarios para producir suficiente leche materna:

  1. El recién nacido debe alimentarse exclusivamente de leche materna.
  2. El lactante debe tomar el pecho en la posición adecuada.
  3. El lactante tiene que mamar con suficiente frecuencia y durante el tiempo necesario.
  4. La madre sólo debe tomar agua en abundante cantidad.

La producción de leche aumenta con la frecuencia del amamantamiento, porque la propia succión del bebé estimula el proceso.

La posición correcta para amamantar:

  • El cuerpo del bebé vuelto hacia la madre, bien cerca de su cuerpo.
  • La boca del lactante debe estar completamente abierta, y su barbilla tocando el pecho de la madre.
  • El bebé succiona largamente y con fuerza.
  • La madre no debe sentir dolor en los pezones.
  • El amamantamiento debe producirse en un ambiente de tranquilidad, que favorece el vínculo entre la madre y el bebé.

Flor Esquivel Rodríguez
Enfermería
Departamento de Salud